Consejos para comprar un auto

Si bien el mercado peruano de venta de vehículos sufrió una contracción de 3%, todavía goza de buena salud. Así que si eres de los que está pensando en adquirir un nuevo vehículo o en cambiar el que ya tiene, lee estos consejos para que todo sea un éxito.

Comprar un auto es una decisión que no debe ser llevada a la ligera; por tanto, para ir teniendo una idea de dónde buscar lo que quieres y lo que se ajuste a tu presupuesto, te conviene darte una vuelta por páginas especializadas en el ramo, como por ejemplo Todo Autos

¿Qué nos lleva a comprar un auto?

Estudios del mercado automotor internacional muestran que la imagen que se quiere proyectar está estrechamente relacionada con la adquisición de un vehículo; por lo que el modelo que se escoja reflejará esa imagen. A final de cuentas, un auto es la representación de un individuo, por ello, hay determinados modelos que no son exitosos porque no logran convencer en diseño, bien sea interior o exterior.

Ahora bien, ¿qué conviene más? ¿Un auto nuevo o uno usado? Hay muchos factores en juego a la hora de decidirse. Analicemos algunos de ellos:

  1. Presupuesto: Parecerá obvio, pero es válido recordar que hay que revisar a conciencia el presupuesto, pues la decisión de compra dependerá de las responsabilidades financieras que se tengan.

  2. Investigación de mercado: Ofertas de vehículos hay, bien sea por medio de concesionarios o por medio de particulares. Existen ofertas temporales y planes de compra, que en caso de ser bien aprovechados, se convierten en una buena oportunidad de compra.

  3. Características del auto: Tienes que tomar en cuenta las dimensiones del automóvil, es decir, su tamaño, el número de personas a transportar, la seguridad, la distancia de los viajes que hagas, y el uso del combustible.

  4. Depreciación de tu vehículo: Si el auto es nuevo, el impacto de la depreciación es mucho menor, así que al venderlo, en caso de que desees hacerlo, la diferencia con respecto a lo que pagaste inicialmente no será tanta.

  5. Necesidades reales: Vale preguntarse ¿qué estoy buscando en un automóvil? Si te mueves dentro de la ciudad con frecuencia, entonces te conviene un auto de tamaño más manejable que uno grande. Si viajas con tu familia, un auto de dimensiones cómodas, para tener más capacidad de transporte, sería ideal.

  6. Historial: Si es usado, trata de averiguar antes si no sufrió un choque o alguna reparación de envergadura, que pudiera poner en peligro su buen funcionamiento.

  7. Sistema de seguridad: Tiene que considerar, sobre todo en modelos usados, si tienen airbags y cuántos, o si cuentan con frenos ABS, por ejemplo.

  8. Avances tecnológicos: Aunque válido para autos nuevos o usados, es más probable que encuentres nuevos avances o refinamiento de los que ya salieron al mercado, en modelos nuevos, recién salidos de fábrica, que en un uno usado. Es cuestión de investigar, de todas formas.

  9. Mantenimiento: Un auto nuevo te exigirá un mantenimiento menor que uno usado, aunque depende del estado del usado que desees adquirir. Hay dueños que verdaderamente cuidaron muy bien sus vehículos, antes de venderlos.

  10. Comparación entre marcas: Estudia un poco qué marcas ofrecen el modelo de auto que deseas y fíjate en el precio de los repuestos básicos, como son filtros, baterías, neumáticos, bujías, etc.

Deja un comentario